HRLBO PIONERO EN DIAGNOSTICO MOLECULARDE TUMORES SNC

HRLBO pionero en hospitales públicos del país al realizar diagnóstico molecular de tumores de sistema nerviosos central

El Hospital Regional Libertador Bernardo O”Higgins (HRLBO), se encuentra a la vanguardia de los hospitales públicos del país al desarrollar e implementar la técnica de diagnóstico molecular por Hibridación In Situ Fluorescente de tumores de sistema nervioso central (conocida como FISCH).

El director del HRLBO, Dr. Sergio Zamorano, indicó que “esta es una técnica de innovación en el mundo y ser los pioneros a nivel de hospital público nos enorgullece, pero el único objetivo que tiene esta técnica excepcional es poder ofrecer a nuestros enfermos una mejor calidad en el diagnóstico, porque eso evidentemente va a mejorar la oportunidad de tratamiento y su posibilidad de mejorar su calidad de vida.

El Dr. Felipe Buscaglia, médico patólogo y Jefe de la Unidad de Anatomía Patológica, quien explicó esta técnica ante diferentes médicos oncólogos y neurocirujanos del centro de salud regional y cuerpo directivo del HRLBO, entre otros, señaló en su intervención que “primero que todo este es fruto de una alianza estratégica entre el Laboratorio Clínico del hospital y esta unidad, destacando el trabajo mancomunado del equipo  para lograr este objetivo que sólo beneficia al paciente al tener en un mínimo de tiempo un diagnóstico certero de los tumores estudiados”

La nueva técnica desarrollada en el Hospital de Rancagua, que se realiza en las biopsias, según detalla el Dr. Buscaglia, “consiste en un proyecto que parte de la necesidad que tiene este hospital al recibir gran cantidad de pacientes neuro quirúrgicos tanto de la Región de O”higgins como del Maule, y que el sistema público no lo entregaba adecuadamente. Ante ese escenario se debía recurrir a algunas entidades privadas para solucionarlos, ahora se entrega un diagnóstico personalizado de medicina oncológica molecular de precisión, lo que permite un diagnóstico adecuado para cada uno de los pacientes, entregando el equipo médico un tratamiento y además la información de acompañamiento a los usuarios que así lo requieren”.

La biopsia o muestra de tejido, se analiza y a partir de ese análisis, se encuentran las alteraciones cromosómicas,  (entre ellas la codeleción 1p19q y translocación bcl2- bmyc) que permiten identificar correctamente estas lesiones.

Toda la información es molecular y específica de cada una de esas lesiones, aplicando las técnicas de biología molecular a la medicina lo que ha sido bastante complejo, y para lograr este óptimo resultado, obviamente se contó con un equipamiento adecuado que permite el buen desarrollo de esta técnica y un equipo humano capacitado y entrenado especialmente.

La Dra. Mylene Cabrera, especialista en anatomía patológica del HRLBO, señala que “lo que estamos implementando es una técnica de diagnóstico molecular en los pacientes con tumores primarios en el sistema nerviosos central, lo que va a permitir un diagnóstico histológico más preciso en un grupo de pacientes, beneficiándose con un tratamiento específico que determina el pronóstico y supervivencia de acuerdo al diagnóstico basado en estas técnicas moleculares, con una terapia más personalizada para cada uno de ellos” manifestó la patóloga.

El tejido se toma en pabellón se fija en formalina, que es un medio que permite mantenerla y preservarla ante cualquier situación, posteriormente se traslada al servicio de anatomía patológica y se procesa, se mide, se pesa, se observa y se describe. Luego se introduce en una máquina que la deshidrata.

Posteriormente se impregna en parafina y es cortada micrométricamente para análisis en microscopio de luz, mediante diferentes colorantes, como marcadores que permiten visualizar expresión de proteínas y presencia de genes o alteraciones cromosómicas.

La técnica de FISH permite observar mediante el uso de una sonda que se une específicamente al material genético del paciente, señales fluorescentes  digitalizadas para el estudio de tumores malignos cerebrales, linfomas, leucemias entre otros (buscando amplificaciones genéticas, deleciones de cromosomas, translocaciones). En el caso de los tumores cerebrales, se seleccionan 200 células, contando la frecuencia en la que se identifica la codeleción de los cromosomas 1p 19q. La presencia de esta alteración, es diagnóstica de un tipo de tumor, difícilmente detectable o diagnosticable por otros medios, llamado Oligodendroglioma.

Esta es una herramienta que van a tener tanto los médicos oncólogos como los neurocirujanos para tomar mejores decisiones, además de entregar mejores tratamientos y hacer medicina personalizada.

El médico patólogo Felipe Buscaglia, indicó además que “la idea fundamental es evitar entregar quimioterapia  a las personas que no la necesitan, disminuyendo la toxicidad y posibles efectos adversos”.

Esta técnica que se aplica por primera vez en Chile, significa un avance sustancial, situando a nuestro hospital en el primer lugar en este tipo de diagnósticos moleculares de tumores del sistema nervioso central de forma integral y en algunos tumores hematolinfoides.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *